Dom. Ago 9th, 2020

venezuela-motor

24h de noticias sobre nuestro país

¿Y si Cambio? El aborto, un secreto con implicaciones inconscientes


Una de esas experiencias es el aborto inducido, especialmente en la etapa universitaria.

En la dinámica de nuestra vida son muchas las experiencias por las que pasamos.

Algunas de ellas las guardamos en lo más profundo de nosotros y no somos capaces de contarlas a nadie, incluso en muchos casos pareciera que ya las hemos olvidado, sin embargo, están allí retumbándonos como un martillo que no para de golpear o experimentamos situaciones que no comprendemos y que, inconscientemente, están revelando un oculto sentimiento de culpa que ya busca salir para liberarnos.

Una de esas experiencias es el aborto inducido, especialmente en la etapa universitaria. Muchas chicas que pasan por esta experiencia, apoyadas o no por su pareja, deciden practicarse un aborto debido a que están en relación de dependencia económica de sus padres, no quieren defraudarlos ni provocarles heridas por su conducta, no cuentan con la orientación adecuada y creen poder resolverlo ellas solas.

La situación parece resolverse fácilmente, nadie se entera de lo sucedido y la vida continúa, pero ¿es verdad que la vida continúa como si nada haya pasado? ¿es verdad que se sienten tranquilos? ¿se sienten libres de culpa? ¿Qué hacer ahora?

El fantasma de la culpa acecha

La mayoría de las personas, hombres y mujeres, que se han visto inmersos en la dinámica del aborto inducido, de alguna manera arrastran un silencioso sentimiento de culpa que acecha sus vidas e internamente dejan de sentir paz.

En el caso de las mujeres, ampliamente investigado y analizado desde el punto de vista psicológico, en la mayoría de los casos asumen solas la responsabilidad de la decisión, como agentes morales capaces de decidir sobre sus cuerpos y sus vidas.

Y en gran medida sufren el cuestionamiento, crítica y juicio de ellas mismas y de su pareja quien, dependiendo del tipo de relación que tengan (estable o casual), se involucra emocionalmente o no en el tema, les ofrece un respaldo netamente económico o como sucede también en muchos casos, no les brindan ningún tipo de apoyo.

En el caso de los hombres, los estudios sobre su comportamiento ante el aborto inducido son muy escasos, sin embargo, los pocos que se han hecho revelan que son corresponsables en los embarazos no deseados, en la decisión misma de abortar y en las condiciones en que muchas mujeres recurren a esta práctica.

En ambos casos, las respuestas psicológicas y emocionales dejan en evidencia que el sentimiento de culpa y el remordimiento despierta sensaciones de castigo que son difíciles de identificar de manera consciente.

Éstas reflejan algunas de las más importantes implicaciones sistémicas de esta decisión.

Por ejemplo, tanto en hombres como en mujeres, podrían presentar la imposibilidad de concebir nuevamente, otros verían sin concretar sus proyectos profesionales, otros podrían verse imposibilitados de mantener una relación armónica y estable e incluso podrían desarrollar enfermedades psicoemocionales que no tienen una explicación aparente.

Ese mismo sentimiento de culpa conlleva la profundización de conflictos pre-existentes, que inevitablemente acaban con la relación, donde las acusaciones mutuas caracterizan la forma de comunicarse y ambos enfrentan estados de inestabilidad emocional que deben ser consciente y deliberadamente reconocidos, aceptados y observados para poder ser transformados.

Cambiar la percepción para sanar interiormente

Más allá de los cuestionamiento éticos, morales, legales y religiosos con respecto al tema del aborto, los cuales respeto y comparto algunos de ellos, es necesario salir de shock psicoemocional y espiritual que representa la culpa y el remordimiento producto de un aborto por embarazo no deseado.

Es sumamente importante que se empiece a tomar conciencia sobre sus efectos psicoemocionales y sus implicaciones sistémicas, tanto si se tienen conciencia de ellos o no.

Acceder al inconsciente es un paso importante para sanar interiormente:

¿Has guardado este secreto y ya no lo soportas más?

¿Piensas que debido a eso no has podido concebir nuevamente?

¿Después de lo que pasó, tus relaciones se interrumpen?

¿Por más que intentas percibes que tus proyectos no nacen?

¿Hay un dolor profundo en tu pecho que te ahoga, de repente te llega una gran tristeza y no sabes por qué?

Si tu siguiente hijo presentó alguna anomalía o condición especial ¿has pensado que Dios te está “castigando” por lo que hiciste?

¿Has notado que en ti mismo (a) o en algunos de tus hijos vivos alguna condición psicoemocional, especialmente relacionada con el miedo que no han podido controlar?

¡Las implicaciones sistémicas del aborto y sus efectos psicoemocionales se pueden superar!

yamipinto@gmail.com

Psicoterapeuta/Life Coach

@yamiletpinto

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/JNpbhDD1NTj4ShvwC6si5b

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia