Jue. Ago 13th, 2020

venezuela-motor

24h de noticias sobre nuestro país

Uverito y Guayana (II). Industria de la Madera


La aceptación y empleo de la madera como material fundamental de nuestra industria, sin embargo, es ya muy promisorio.

El bosque artificial de Uverito, el más grande del planeta sembrado por el hombre, tuvo como primer propósito, evitar que la Mesa de Guanipa, al sur de Anzoátegui y Monagas, se convirtiera en desierto.

Este paño forestal, que fue iniciativa del «Padre de los Bosques», José Joaquín Cabrera-Malo, devino rápidamente, en una fuente importante de oportunidades de negocios y empleo, a pesar de que la madera, en Venezuela, es un bien sin tradición industrial y con limitado mercado.

En este sentido, se hace necesario un intenso esfuerzo e importante inversión, para sembrarla como cultura y convertirla así, en un sólido pilar de desarrollo económico nacional.

La aceptación y empleo de la madera como material fundamental de nuestra industria, sin embargo, es ya muy promisorio, por tratarse de un recurso abundante, renovable, versátil y de económica conversión; es 100 % reciclable y no contaminante, salvo cuando se utiliza para elaborar productos como papel o cuando se emplea para generar energía.

Los mayores productores de madera del mundo, son Asia y Oceanía. Mientras que, de los países de Latinoamérica, son Brasil, México, Perú, Colombia y Venezuela.

El negocio de la madera, en los últimos años, se ha ido trasladando de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo, debido al bajo costo de la mano de obra, aun cuando los nuevos avances tecnológicos siguen su carrera de continua innovación, en los países del primer mundo.

El extenso paño forestal de Uverito, desde un principio, atrajo la atención de muchas empresas, las cuales se trasladaron o constituyeron, para darle valor agregado al producto de estos bosques.

Una de esas típicas unidades de trabajo agroforestal primario, es la que tiene por misión, seleccionar, talar, desramar, rolear y transportar el pino, desde el bosque, hasta el aserradero de destino.

Esta actividad se realiza, mediante «contrato de concesión» celebrado entre el contratista y Maderas del Orinoco C.A.

La madera así obtenida, es entonces procesada para elaborar tableros artificiales de contrachapados, tableros de viruta y tableros de fibra.

También se fabrican postes, estantillos, laminas enchapadas, piezas para pisos de parquet, listones, paletas, machihembrado, tablones, tablas, tablillas, molduras o perfiles, vigas, vigas de virutas laminadas, puertas, ventanas, pisos, escaleras, casas, cabañas y chips o astillas para la elaboración de la pulpa de papel. También existe la posibilidad de producir etanol (combustible), electricidad, gran cantidad de muebles y otros productos derivados de la biomasa.

La materia prima para el papel y para el cartón, es, como dijimos anteriormente, la madera. Ella se tritura y pasa a un proceso de cocción termo-químico, para obtener la celulosa, con la cual se produce dicho papel. Venezuela, siempre requirió materia prima para producirlo, y por tal razón, el Fondo de Inversiones de Venezuela (FIV), en 1980, propuso producirla, tomando el pino de Uverito como base para ello.

En 1984, se reactivó dicha idea y/o proyecto, a objeto de construir una planta; en 1986, la CVG contrató un estudio para este propósito. Era del tipo químico-térmico-mecánico.

En 1987, Bowater Inc. manifestó su interés en participar como accionista y en 1988 se anuncia una Asociación entre FIV-CVG, (36 %); Bowater Inc. y Abitibi Price (49 %); y Gruprensa (15 %).

Esta empresa habría de llamarse: «Compañía de pulpa de papel del Orinoco CA.», y su capacidad fue proyectada para 400 TM/A. Esta iniciativa nunca prosperó por falta de voluntad política.

En el 2005, el Gobierno Bolivariano expropió Venepal y creo Invepal (Industria Venezolana del Papel) y ese mismo año, se dio inició el proyecto Pulpaca, (empresa concebida para producir 250 TM/A de pulpa de papel).

Es de hacer notar que para esa fecha, en el país había más de 130 periódicos; hoy, apenas quedarán unos 30, con ejemplares de muy pocas hojas, debido a la escasez de este rubro.

También en 2005, se formalizó la constitución de la empresa Pulpaca, mediante publicación de sus estatutos en Gaceta Oficial No. 4197, de fecha 28-12-2005. En 2010, con mucha fanfarria, se inició la construcción de dicha planta.

En el 2012, se inyecta los primeros dos mil setecientos millones de dólares ($ 2.700.000.000), pero su construcción avanzó con tropiezos e intermitencia, hasta que finalmente, se detuvo en 2015.

Hoy, tenemos unos galpones fantasmas inconclusos, sin equipos y sin esperanza. La incoherencia de una economía irresoluta, la miopía de una administración sin norte y la falta de voluntad política de quienes ejercen un poder sin vocación de servicio, nuevamente dio al traste con esta necesaria actividad económica.

En resumen: como país, nos esforzamos para sembrar 600.000 hectáreas de pino Caribe, a un elevado costo en tiempo y dinero. De ese inmenso paño forestal que es o fue Uverito, hoy, lamentablemente, solo queda 110.000 hectáreas. Esto significa una pérdida neta para el país, del 82 % del capital de la empresa.

Paralelamente, se constituyeron y establecieron, más de 40 empresas y en general, se generó aproximadamente, 1.700 empleos directos y más de 7.000 indirectos, dedicados a las faenas del bosque y procesamiento de la madera.

De ese arsenal industrial, hoy, apenas quedan unas seis compañías o grupos de trabajo operando. De la planta de pulpa de papel, debe decirse, que después de 40 años, aún no ha sido concluida.

Estas son realidades que desenmascara al paquidérmico e ineficiente estatismo y reafirma que las economías deben gozar de mayor libertad económica.

El rol del Estado, definitivamente, debe circunscribirse a esas pocas actividades normativas y de control y dejar en manos del sector privado, toda la actividad creativa de innovación, investigación y desarrollo y producción.

No habrá desarrollo integral en Venezuela, mientras no se garantice una plena libertad económica y el indiscutible derecho a la propiedad privada.

Ten la información al instante en tu celular. Únete al grupo de Diario Primicia en WhatsApp a través del siguiente link: https://chat.whatsapp.com/JNpbhDD1NTj4ShvwC6si5b

También estamos en Telegram como @DiarioPrimicia, únete aquí https://t.me/diarioprimicia